Las 15 claves para desarrollar con éxito la presencia de tu negocio en internet

En estos tiempos de crisis en los que parece que internet es la solución mágica de todos los males de cualquier negocio, conviene tener en cuenta estas 15 claves para no perder tiempo, dinero y oportunidades.

  1. Créete la mitad de la mitad de la mitad de lo que oigas, leas o te cuenten sobre lo que deberías hacer en internet. Tus expectativas serán más realistas y tus oportunidades de éxito, mayores.
  2. Define tu negocio. Debes ser capaz de concretar su personalidad y transmitirla mediante su presencia en internet si quieres tener más posibilidades reales de obtener los resultados que esperas.
  3. Conoce a fondo la competencia. Debes ser capaz de concretar la diferenciación y argumentos competitivos de tu negocio y transmitirlos también mediante su presencia en internet si quieres tener más posibilidades reales de obtener los resultados que esperas.
  4. Si no eres profesional de internet, intenta ser consciente de lo que sabes y de lo que no sabes realmente de internet y déjate asesorar por profesionales. Aunque creas que sabes mucho de internet, sin asesoramiento experto es bastante probable que puedas obtener, como mucho, resultados parecidos a los que podría obtener, por ejemplo, cualquier buen aficionado a la cocina que se meta a chef de un restaurante un día cualquiera de trabajo, es decir, bastantes problemas y poca satisfacción.
  5. Potencia tu imagen corporativa y esmérate en aplicarla de forma coherente, tanto offline como online. Es como se identifica tu negocio a primera vista. Cuenta con un manual de estilo de tu imagen corporativa por poco que puedas. El diseño de tu web no debe parecer de la empresa de internet, sino una aplicación de tu imagen corporativa.
  6. La belleza está en el interior. La eficiencia, potencia y versatilidad del motor de una web son factores esenciales para que tu trabajo en internet pueda dar los mejores resultados con la menor dedicación posible. Cuando el motor de una web es bueno, el diseño es simplemente el envoltorio que puede realizar cualquier diseñador (bueno o malo, caro o barato, profesional o aficionado) y ser reemplazado y actualizado siempre que lo desees, sin ningún retraso ni interrupción en tu trabajo.
  7. Innova. No te limites a hacer lo mismo que hacen los demás. Tu presencia en internet no es solo una web, un folleto o un escaparate en internet sino que es, sobre todo, una herramienta para captar y fidelizar clientes, para vender más, para generar más negocio.
  8. Pero mejor que no inventes según qué cosas. Sigue los ejemplos de lo que funciona en tu sector de actividad en cuanto a utilidad práctica y obtención de resultados. En tu web evita especialmente los inventos “de diseño” como, por ejemplo, menús de situación o acceso poco habitual o engorroso, animaciones y páginas iniciales, utilización de la pantalla en formato “televisor”, etc.
  9. No te olvides del axioma de que “lo barato sale caro”, que en internet se cumple a rajatabla. Algunas webs y herramientas de internet gratis pueden acabar saliendo muy caras, sobre todo, cuando la cosa funciona y surge la necesidad de ser más eficiente y rápido para poder aprovechar todas las oportunidades que se presentan.
  10. Planifica tu trabajo y desarrolla estrategias marcándote objetivos asumibles y esfuérzate en mantener un control estricto. Céntrate y enfócate en alcanzar los objetivos de posicionamiento, alcance, notoriedad y resultados mediante los contenidos, las publicaciones, las comunicaciones y las interacciones que puedas generar. Controla los resultados y preparáte para re-adaptarte constantemente. El que hace todo lo que puede, no está obligado a más aunque, según muchos “expertos”, todo negocio debería tener web, Facebook, Twitter, blog, tienda online, newsletter, e-mailings, posicionamiento SEO, SEM, SMO, Analytics y un montón de cosas más. Pero la realidad del día a día del 99,99% de los negocios es que hacerlo todo resulta sencillamente inviable por falta de recursos (tiempo, personal, dinero, etc.).
  11. Sé muy cuidadoso y detallista con los contenidos que publiques. Pónte siempre en el lugar de tus clientes para valorarlos. Usa las mejores imágenes que puedas conseguir. Cuida y revisa especialmente las traducciones. Cuando uses material de terceros, asegúrate de cumplir estrictamente todos los requisitos y condiciones (pedir permiso, pagar derechos, citar la fuente, etc.).
  12. Si tu presupuesto para publicidad es limitado, prioriza internet. Si lo haces mínimamente bien, todas las acciones publicitarias que puedas hacer en internet, incluida la publicidad de pago, son en general mucho más efectivas, rentables, ágiles y, sobre todo, controlables, que cualquier otro sistema, soporte o medio publicitario tradicional.
  13. Tu web debe verse bien en un dispositivo móvil. Ya no es algo opcional o para el futuro, pronto será lo más importante. Y aún mejor si eres capaz de explotar todo el potencial de innovación y generación de negocio de las webs móviles.
  14. Tal como su nombre indica, usa las redes sociales para “socializar”, no para vender. Las redes sociales te ayudan a darte a conocer y a generar confianza, compromiso y fidelidad. Si las usas descaradamente para intentar vender, conseguirás exactamente lo contrario de lo que pretendes. ¿Qué te parecería reunirte con tus amigos y conocidos en un bar y empezar a “venderles” las excelencias de tu negocio?
  15. Cuida la presencia online de tu negocio como te cuidas a ti mismo, cada día y con constancia. Las consecuencias del descuido son las mismas en ambos casos.

Check Also

13 razones para NO abrir una tienda online

Con la cantidad de ofertas que aparecen por todos los rincones para montar una tienda …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *